NO MIENTAS EN TU CURRICULUM VITAE

Si has llegado hasta aquí, probablemente estés a tiempo de evitar una mala práctica extendida en el ámbito laboral. Te lo voy a decir claro: ¡No mientas en tu Curriculum Vitae! Tarde o temprano te acabarán pillando y pagarás las consecuencias.

Las empresas se han puesto las pilas respecto a este problema tan extendido. Lo que antes se dejaba pasar, ahora se mira con lupa para descartar candidatos y despedir trabajadores. Los departamentos de recursos humanos están cada día más especializados en cazar a los tramposos. Una mentira, por muy pequeña e inocente que sea, puede ser motivo de despido. En algunos casos, incluso te podrían denunciar por estafa, falsedad documental e intrusismo profesional. También podrían reclamarte una indemnización por daños y perjuicios.

Por lo general, las aguas no llegan a ser tan tormentosas como para enfrentarse a un Juzgado, pero debes tener cuidado. No pongas en juego tu reputación profesional. Cada mentira quedará marcada de por vida. Lo sé, ahora recordarás los consejos de algunos amigos: «Lo hace todo el mundo, no seas un pringado», «Si no lo haces, nunca encontrarás trabajo», «Fake it until you make it», «En la vida hay que ser el más listo».

Las mentiras pueden ser muy útiles al principio, pero son devastadoras a largo plazo.  Si durante el proceso de selección el reclutador descubre un engaño,  tu reputación se verá afectada, pudiendo llegar a oídos de otros reclutadores o ‘headhunters’. No es tan difícil pillar a una persona en una mentira. Te lo dice alguien que viene de asesorar a profesionales en la búsqueda de trabajadores.

Más vale ser rechazado por no cumplir con los requisitos de la empresa, que ser descubierto en una mentira. En el primer caso, se quedarán con tu nombre para futuras vacantes porque siempre tendrás margen de mejora. En el segundo caso, jamás volverán a confiar en ti. Si las mentiras rompen matrimonios, imagínate el efecto que puede causar en desconocidos.


Adapta tu Curriculum Vitae al puesto de trabajo deseado, pero sin recurrir a la mentira.

Céntrate en adaptar tu Curriculum al puesto de trabajo deseado sin exagerar ni recurrir a la mentira. Estás en el derecho de omitir puestos de trabajo anteriores, o cierta educación que no tenga relevancia para la empresa. Céntrate en lo importante, en lo que pueda captar la atención del responsable de la compañía. Analiza el puesto de trabajo deseado y personaliza tu CV con palabras clave. Recuerda, no caigas en exageraciones ni mentiras.

Por ejemplo: Si has estudiado Derecho y quieres formar parte de una asesoría jurídica, evita poner la lista completa de bares en los que hayas trabajado. No les va a interesar nada. Mejor que reserves esa información para la entrevista. Allí podrías resaltar lo mucho que te esforzaste trabajando durante tus estudios. La valoración dependerá del bufete, ya que a muchos jefazos no les gusta ese ‘background’ en futuros abogados.

La educación complementaria está muy bien, pero no pongas una interminable lista de seminarios y cursos. Escoge los cursos más significativos, los más valorados para el puesto de trabajo. Recuerda, que en la entrevista podrás citar más seminarios y estudios. Siempre deja algo más para la cita con el reclutador.

Si necesitas ayuda para confeccionar tu Curriculum Vitae, ponte en contacto conmigo. También traduzco CV a otros idiomas. Precio: 5 – 25 euros, dependiendo del caso.

Publicar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicidad

Pablo

Hola Mendexploradores. Soy Pablo, administrador de este portal. Llevo doce años gestionando redes sociales, escribiendo contenidos para diferentes webs, y asesorando a emprendedores en sus negocios.

Categorías