Los portátiles Toshiba tienen fama de ser unos auténticos perros de presa. No hay nada que pueda con ellos. Resisten horas y horas de trabajo sin rechistar. Son unas rocas que duran una eternidad. Quiero recalcar que este artículo consiste en una opinión personal que no está promocionada ni busca ningún interés ilícito. De hecho, me gustaría conocer la experiencia de toda aquella persona que no haya tenido suerte con esta marca.

Necesito hacer este reconocimiento a la mejor marca que ha pasado por mi vida. Llevo más de diez años trabajando a destajo con ordenadores Toshiba, y jamás me han dado un problema. Se les llega a tomar un cariño especial por el extraordinario rendimiento que aportan en la vida de todo profesional. Hace unos meses retiré con tristeza a mi Toshiba Satellite, después de varios años cumpliendo como un verdadero campeón. Seguía funcionando como el primer día, pero era hora de apostar por una versión más actualizada. No me arrepiento del cambio, ya que el nuevo es una auténtica máquina.

¿Qué puedes esperar de un Toshiba?

Rendimiento, fiabilidad y rapidez. Es una marca para personas que buscan un ordenador potente, seguro y con una excelente durabilidad.  Su relación calidad-precio es la mejor del mercado. Fijaros cuánto duran, que todavía mantengo mi primer portátil de la marca del año 2000. Diecisiete años de vida y prácticamente rinde como el primer día. Tan sólo ha sufrido un deterioro considerable de la batería. Actualmente lo utilizo para ver películas y disfrutar de algún juego.

Debo advertir de que no todo es perfecto en esta marca de ordenadores. En ocasiones he notado sobrecalentamiento de sus computadoras. Los ventiladores internos pueden tornarse ruidosos durante alguna etapas. A veces he llegado a temer por la vida de mi ordenador, pero jamás llegó a bloquearse ni romperse por dentro. De hecho, dejó de hacer ese ruido forzado después de un tiempo, como por arte de magia. Otro factor negativo sería la duración de la batería. Acaba viciándose con cierta facilidad, y a largo plazo tiraremos de la corriente más de la cuenta.

Probablemente, estos ordenadores no sean los más indicados para aquellas personas que buscan estar a la moda. Si buscas algo ‘cool’, quizás encuentres mejores opciones en el mercado. No estamos ante ordenadores de usar y tirar cada dos años, ni tampoco están pensados para exhibirlos como joyas.

La mala noticia es que los portátiles Toshiba han ido desapareciendo del mercado desde el 2016. La compañía dejó de fabricar ordenadores para particulares, manteniendo su producción únicamente para empresas y profesionales. La marca japonesa siguió los pasos de Samsung y Sony ante el auge de las tabletas en el mercado. Por ahora, siguen disponibles para uso profesional.

Se estima que pronto darán un salto agresivo en el mundo de las tabletas. Por mi parte, seguiré confiando en esta grandiosa marca. Me parece increíble la suerte que he tenido, mientras conocidos y amigos se golpearon una y otra vez con otras compañías.

Por favor, no dudes en dejar tu experiencia, sea buena o mala. Quiero conocer tu opinión más sincera. Gracias por la visita y por tu tiempo.

Publicar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicidad

Pablo

Hola Mendexploradores. Soy Pablo, administrador de este portal. Llevo doce años gestionando redes sociales, escribiendo contenidos para diferentes webs, y asesorando a emprendedores en sus negocios.

Categorías